Prensa anarquista y anarcosindicalista en España, 1869-1939

Portada del sitio > Tesis > 1930: La prensa anarquista y anarcosindicalista afila sus “tipos”

anterior: 8.5/ El anarquismo se reorganiza: Ética e Iniciales
siguiendo: Conclusiones

Apéndice

1930: La prensa anarquista y anarcosindicalista afila sus “tipos”

Año de conspiraciones, huelgas, manifestaciones, sublevaciones. Da la impresión que la caída del dictador abrió la espita de la efervescente oposición al régimen.

La situación de relativa tolerancia que inauguró el general Berenguer fue aprovechada por partidos, sindicatos y grupos, para inclinar la balanza a su favor. El anarcosindicalismo tenía una tarea urgente que realizar: agrupar y reorganizar sus fuerzas. A ello se dedicó con entusiasmo. Y como base necesaria, una vez más, la extensión de la propaganda y como consecuencia el surgimiento de periódicos que facilitaran la tarea.

Pero las fuerzas no eran homogéneas. Dos grupos principales se disputaban el control ideológico de la CNT. Por un lado los sindicalistas libertarios, en mejor posición, fueron los primeros en abrir el fuego. Su órgano Acción llevó a cabo una intensa campaña organizativa. Ayudado por otros grupos y periódicos - Acción Social Obrera y ¡Despertad! - inició las gestiones necesarias para hacer reaparecer el órgano decano de la prensa confederal barcelonesa Solidaridad Obrera.

El grupo «Solidaridad», animador del periódico Acción, consiguió, después de casi dos años de sucesivos intentos, editar Revista Obrera, surgida con el definitivo título de Mañana [1404]. Revista teórica, cuyo objetivo fundamental fue la harmonización ideológica de la CNT y la consolidación del proyecto sindicalista revolucionario. La represión de octubre detuvo su camino durante dos meses; cuando reaparezca en enero de 1931, sus problemas se habrán multiplicado. El interés estaba fijo en problemas prácticos que hacían inviable por el momento su proyecto. En junio desapareció definitivamente. En 1932, siguiendo esta misma línea, apareció en Valencia, Orto, dirigida por Marín Civera.

Los trabajos para la reaparición de Solidaridad Obrera en Barcelona, comenzaron al poco tiempo de la caída del dictador. En un Pleno celebrado el 17 de mayo se acordó agilizar las gestiones para la pronta salida del diario; nombrose director a Joan Peiró y administrador a Pedro Massoni [1405].

El Comité Regional acordó difundir 50 000 octavillas por toda la región que en forma de pasquín fueron enganchadas en pueblos, ciudades y aldeas, anunciando la próxima aparición de Solidaridad Obrera [1406]. La Federación Local de Manresa a requisitoria del citado comité cedió 15 000 reintegrables para ayudar a la salida del diario, después de que una asamblea de los trabajadores de aquella ciudad así lo decidiera [1407].

Con el fin de tomar acuerdos en torno a la salida del diario, junto a otros temas, el Comité catalán en funciones convocó a toda prisa una Conferencia Regional que tuvo lugar el 6 de julio. En ella se confirmó a los redactores previamente elegidos por el director y se dio lectura al «Dictamen de la Ponencia» sobre administración. Básicamente se trataba del contenido del diario; el personal lo formarían cinco redactores, incluido el director y cuatro en la administración, incluido el administrador general; nombramiento además de un Consejo Consultivo que realizaría desde ese momento todos los trabajos preparatorios, publicidad, presupuestos, personal y recaudación. Se contemplaba la posibilidad de adquirir imprenta propia a medida que mejorase el estado económico, así como el aumento de páginas, etc. [1408].

Los esfuerzos se vieron coronados por el éxito y el 30 de agosto apareció el primer número del diario. En la Conferencia Regional - primeramente suspendida en vista de la convocatoria nacional y más tarde convocada de nuevo a petición de algunos sindicatos - que tuvo lugar el 5 y 6 de octubre, la discusión en torno a la marcha del diario ocupó un lugar importante en un orden del día bastante apretado [1409].

Massoni, su administrador, hizo una detallada exposición de las vicisitudes para encontrar imprenta y el déficit diario de 350 pts. que representaba el no disponer de una propia. Después de muchas intervenciones en pro y en contra, se acordó hacer las gestiones necesarias para su adquisición y al efecto se nombró una ponencia compuesta por Santiago Fernéndez, Pedro Massoni, Juan Peiró, Bernardo Pou, Saña y Bueso [1410]. Cuando ésta presentó el presupuesto, se acordó, luego de muchas discusiones, entregar íntegras las cotizaciones de las semanas 43 y 44 para cubrirlo [1411].

En la otra vertiente ideológica de la CNT, los grupos anarquistas integrados en la FAI comenzaron a editar de nuevo Tierra y Libertad que trabajó tanto en la reorganización de los grupos como de la Confederación.

Órganos locales y regionales se sucedieron sin interrupción, como una avalancha en cascada. La cabecera Solidaridad Obrera manifestó su presencia de inmediato en diversas localidades. El primer periódico de este título apareció en Huelva alrededor de mayo, como órgano de los sindicatos de esa ciudad y su provincia [1412]. Con toda seguridad se editó allí - lo que resultaba insólito - por los problemas que atravesaba la Confederación Regional Andaluza en la ciudad de Sevilla, debido a la escisión comunista. Peiró y Clara se vieron obligados a confesar su fracaso en la solución de los mismos [1413].

A pesar de las dificultades y de «ciertos sujetos» [1414] pudo llegar hasta el Congreso Regional, pero le fue imposible ir más allá. El 14 de octubre fueron detenidos sus redactores y los sindicatos clausurados [1415]. El comité regional tomó entonces el acuerdo de que reapareciera en Sevilla [1416].

La trayectoria de Solidaridad Obrera de Valencia fue también muy accidentada y pasó por diversas fases. En la primera - de la que no conocemos ningún ejemplar - comenzó a publicarse a finales de mayo de ese año y fue suspendida probablemente en noviembre. En diciembre fue sustituido por Acción Proletaria, víctima al poco de nacer de los enfrentamientos entre tendencias, muy agudizados en la capital levantina. En marzo del año siguiente apareció Solidaridad, que unos meses después daría paso a la tradicional cabecera Solidaridad Obrera.

También comenzaron a aparecer las tradicionales cabeceras de los grupos anarquistas: El Productor en Barcelona, en junio, renovando su propaganda en favor del movimiento obrero anarquista (MOA), Redención de Alcoy, en abril, En Marcha, en Santa Cruz de Tenerife, en junio, etc. Igualmente se multiplicaron los portavoces de los sindicatos: El Sembradorde Igualada, aparecido en junio, Sembrar, de Manlleu [1417], en octubre; trasladado algunos meses después a Vic, Unión Petrolífera de Madrid, en agosto, etc.

Si la actividad propagandística desplegada fue intensa, no lo fue menos la labor de agitación. Desde el mitin del 27 de abril en el Teatro Nuevo de Barcelona [1418], la CNT inició la tarea de reorganizar los sindicatos. Dos meses después los conflictos laborales y las huelgas se generalizaron, jugando la CNT en este proceso un papel destacado [1419]. Al mismo tiempo se creó un vasto plan insurreccional en el que se comprometieron algunos sectores del ejército, estudiantes y anarcosindicalistas [1420].

La conspiración fue descubierta y a mediados de octubre la represión se abatió contra los implicados, extendiéndose a gran parte de la organización confederal. Dos meses antes había sido suprimida Tierra y Libertad y debió ser reemplazada a la semana siguiente por Tierra Libre. La anterior cabecera volvió a reaparecer a principios de noviembre, precisamente cuando muchos portavoces anarcosindicalistas, Solidaridad Obrera de Barcelona y Valencia y otros muchos eran suspendidos durante un mes por orden judicial [1421].

La suspensión del diario obrero, movió al periódico Acción a sustituirlo, apareciendo diariamente desde el 23 de noviembre hasta la reaparición de aquél el 4 de diciembre [1422].

Nuevos tropiezos en el último mes del año con la fracasada sublevación de Fermín Galán y García Hernández en Jaca. Pero el fermento que se agitaba en aquel año de transición, siguió manifestándose bajo la II República instaurada en abril del año siguiente. Paralelo al crecimiento organizativo confederal y anarquista, asistimos a un crecimiento sostenido de su propaganda. Surgió un nuevo diario, CNT de Madrid, portavoz nacional de la organización, pero no disminuyeron por ello los modestos órganos sindicales o de grupos anarquistas.


anterior: 8.5/ El anarquismo se reorganiza: Ética e Iniciales
siguiendo: Conclusiones

[1404La idea tomó cuerpo en junio de 1928, vid., ¡Despertad! (Vigo), n.9 (16 jun. 1928), cit. por Elorza, art. cit., II, 401. Mease, también, Acción social obrera (S.Feliu), n.12 (29 sep. 1928); «En torno a Revista Obrera», por Roldán Cortada, id., n.17 (3 nov. 1928), 1, sucediéndose, a partir de ese momento, los artículos en apoyo de la idea. Para una explicación del cambio de nombre de la revista, a cargo de Ramón Acin, véase, Mañana (Barcelona), n.1 (mayo 1930), 16

[1405Pou y Magriñá, Un año de conspiración, Barcelona, s.a., pag. 53

[1406El texto de la octavilla en Pou y Magriñá, op. cit., pags. 55-56, con una larga lista de colaboradores. Además de Peiró, figuraban como redactores, Eusebio C. Carbó, Sebastián Clara, Pedro Foix («Delaville»), Ramón Magre

[1407Para una descripción detallada del desarrollo de dicha asamblea, vid., Pou y Magriñá, op. cit., pags. 56-58

[1408Pou y Magriñá, op. cit., pags. 76-77

[1409El orden del día en Pou y Magriñá, op. cit., pag. 127

[1410Pou y Magriñá, op. cit., pags. 133 y sgs.

[1411Id., pags. 142-143. Después de intensos esfuerzos económicos pudo adquirirse la rotativa del periódico madrileño La Libertad

[1412El primer número que conocemos es el 2 del 17 de mayo, siendo su administrador Manuel Portela

[1413Perio, J. y Clara, S., «Desde Sevilla/ Lo que estaba previsto», Sevilla y junio 1930, Solidaridad obrera (Huelva), n.5 (14 jun. 1930), 2. Para una descripción del proceso de esta escisión protagonizada por Manuel Adame, véase, Elorza, II, pags. 416 y sgs.

[1414Cornejo, I., «Alto y Claro», Solidaridad obrera (Huelva), n.10 (13 sep. 1930), 4

[1415La Revista Blanca (Barcelona), n.183 (1 ene. 1931), 149. El último número que conocemos es el 10 ya citado.

[1416Efectivamente reapareció en Sevilla, pero un año después y con el título de Solidaridad Proletaria

[1417El Sembrador (Igualada), n.30 (11 jul. 1931), 4

[1418Tomaron la palabra Angel Pestaña, Juan Peiró, Pedro Massoni y Sebastian Clara, vesase Elorza, art. cit., II, pag. 414; Pou y Magriñá, op. cit., pags. 13 y sgs.

[1419Elorza, art. cit., II, pag. 428; Pou y Magriñá, op. cit., pags. 171 y sgs.

[1420Elorza, art. cit., II, pag. 426; Pou y Magriñá, op. cit., pags. 195 y sgs.

[1421«La suspensión judicial de los voceros nuestros» (entre el 2 de noviembre y el 4 de diciembre), Acción social obrera (San Feliu), n.123 (15 nov. 1930), 1

[1422«A nuestros lectores», Acción (Barcelona), n.47 (3 dic. 1930), 1, declarando que después de cumplir con su misión (sustituir a Soli), seguirían editándose como semanario revisionista. El grupo «Solidaridad»


Otros 
  • Anarlivres : site bibliographique des ouvrages anarchistes ou sur l'anarchisme en français
  • Cgécaf : Catalogue général des éditions et collections anarchistes francophones